UN DULCE REGALO


Aquí tenemos una nueva entrega, una tarta para el cumpleaños de Ana, eran pocos invitados, así que una pequeña, con bizcocho de yogur con sabor a vainilla y relleno de tres chocolates, para mi de momento la más buena, y aguanta muchísimo jugosa y blandita, aunque es más difícil de cubrir, pero para eso están los retos.

No había ninguna preferencia de color ni temática, así que decidimos hacer un regalo muy dulce, como siempre me gustan las cosas elegantes, y para una madre, pues más, un buen lazo y unas delicadas mini florecitas, y estrenando el abecedario en minúsculas y con letras más pequeñas.

Creo que ha gustado mucho, al menos por fuera, la degustación ya me contarán. No me enrollo más y os dejo unas fotitos.





A ver que me cuentan también de las carrot cupcakes de degustación que les he dejado, pero no tengo fotos, se me ha pasado. 

2 comentarios:

Noelia dijo...

Noe ya te digo yo lo bueniisima que estaba por dentro¡¡ ha sido todo un éxito, todos han flipado con la tarta, y solo ha quedado un poquito chiquito que me lo estoy guardando para comerlo poquito a poco, disfrutandolo lentamente...jeje.
Las dos cupcakes, se agotaron rápidamente, sólo le pude un bocadito chico que si te soy sincera ni le cogi el sabor..
Ah¡¡y se han llevado tu tarjeta, no se si te habrá llamado mi tia.
Mil gracias de nuevo¡¡¡

Noelia Chaves dijo...

Pues yo que me alegro, porque pongo en juego la decoración, pero el sabor que sea el mejor. Y por las cupcakes, no te preocupes, haré mas, y en casa quedan algunas. Gracias a ti por confiar un día tan especial en mi, lo hice con mucho cariño y deseando lo mejor.