Buscando alternativas


Ahora que en casa estamos comiendo mas dulces que nunca y que estoy haciendo de esto mi profesión, me veo un poco decepcionada porque a mi hija le han detectado intolerancia alimenticia a distintos alimentos, entre ellos la leche de vaca y sus derivados, el chocolate, la caña de azúcar, entre otros y además le han quitado el azúcar porque no le funciona bien la encima que rompe el azúcar para poder asimilarla, vamos que todas las recetas de bizcochos, buttercreams y ganaché, no los puede tomar.

Es por esto que estoy buscando alternativas, y para un bizcocho la puedo encontrar, incluso para unas galletas, pero no se me ocurre nada para hacer un frosting sin azúcar, sin nata, sin chocolate,...

Mientras tanto, si puedo decir que he hecho un bizcocho buenísimo, dulce y esponjoso. Se trata del bizcocho de yogurt de toda la vida pero cambiando los ingredientes que no puede tomar.


Ingredientes:
3 huevos
150 gr fructosa (originalmente 200 gr azúcar)
100 gr aceite de oliva y girasol apartes iguales
100 gr leche de coco
180 gr harina
Un sobre de levadura
Una cucharadita de esencia de vainilla

Preparación:
Precalentamos el horno a 170 arriba y abajo
Mezclamos con la mariposa en la thermomix el azúcar y los huevos 1 minuto temperatura 40, velocidad 3. Cuando termina ponemos 4 minutos mas sin temperatura a la misma velocidad, se queda blanquecino y aumenta el volumen. Luego añadimos el aceite, la leche de coco y la esencia y batimos unos segundos. Añadimos la harina tamizada y batimos lo justo para que quede integrada. Volcamos en un molde engrasado y ponemos en el horno unos 35 minutos, depende del molde y del horno. Hasta que lo pinchemos y nos salga limpio.


Yo he utilizado un molde redondo con forma de flor y estaba listo con 35-40 minutos. Y los niños lo han devorado. Nos ha gustado a todos, así que no hay mal que por bien no venga, vamos a comer más sano y buscando alternativas que las hay.

Acepto cualquier sugerencia para nuevas recetas. Aquí tenemos también unas gallegas donde he cambiado la mantequilla por manteca de cerdo y el azúcar por fructosa. Están un poco blandas y no han salido muy dulces, por eso no doy la receta, cuando encuentre la combinación perfecta las pondré, mientras tanto es lo que come mi niña que como es un solete no se queja por ná, y eso que se lo estoy quitando casi todo, sobre todo lo que le gusta.


Animo a todos los que por alguna razón no pueden comer lo que quieren, aunque iremos viendo que hay alternativas que saben bien.

No hay comentarios: