Tarta médico



Tarta para un médico, Dr Manzano 

Bueno, qué tarta, aunque no tiene grandes dimensiones, es una gran tarta. El evento: la graduación de un médico, la verdad es que la ocasión se merecía una sorpresa como ésta, después de pasar tanto tiempo estudiando una carrera tan importante y tan difícil, se merece una recompensa.

Y aunque esta tarta no es mucho para todo lo que tiene que recibir, es un buen comienzo. Ha sido el postre de una cena de graduación en familia, y me ha encantado participar en este día tan importante, es como recordar cuando tuve la mía. Un gran día!


Al principio nos cuestionábamos cómo iba a ser la tarta, si modelar un médico o poner detalles típicos en la vida de un médico, pero ojeando por la web vi este diseño no tuve dudas, es genial, y los detalles de los bolsillos quedan muy bien.

La parte técnica de la tarta la he llevado a cabo siguiendo los pasos del curso de Cake Haute Couture, y se nota en el acabado del borde inferior de la tarta, normalmente tenía que poner algún adorno que disimulara las imperfecciones, pero en este caso no hay nada, el acabado es impecable. 

Así que una tarta perfecta para un momento perfecto. Enhorabuena para el Dr. Manzano, ya tenemos a un doctor más para que nos cuiden.


Y bueno, perfecta por fuera, y buena por dentro, ya me han llegado los comentarios, y les ha gustado muchísimo. Era bizcocho de vainilla con sabor a chocolate rellena de merengue suizo de chocolate blanco y bañada en almíbar de frambuesas.

Buen provecho!

4 comentarios:

Manuela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
elsaloncitodemanuela.blogspot.com dijo...

Que bonita y que buena pinta!!! me encanta

Noelia Chaves dijo...

Muchas gracias, ya puedo decir que ha gustado mucho, y no solo para quien era, sino que hasta los del restaurante han preguntado. Un orgullo para mi.

Noelia dijo...

Noe primero gracias porque fue una gran sorpresa para el, la cara de mi primo no tenia precio, se quedo hipnotizado mirandola y no queria ni cortarla....jejeje. Ahora que comersela merecio la pena porque estaba buenisiiimaaaaa, super esponjosa y el relleno expectacular.... Ah¡¡¡ le quito los adornos a la tarta para guardarlos...jejejeje.
Un beso