Tarta 50 cumpleaños



Una tarta muy sencilla, pero no por ello sin sustancia. Era cuestión de con pocos detalles decir mucho. Era una tarta para celebrar entre amigos un doble cumpleaños de dos buenas amigas, aunque ha sido un regalo de una a la otra. Como lo de cumplir 50 no es algo que guste decir a todo el mundo, preferimos obviarlo en la tarta y sustituir por el logro de las bodegas de la familia, ahora que falta el patriarca. Es un buen detalle para acordarse de quienes no están y que se sepa que están presentes.


La tarta era un bizcocho de chocolate suave rellena de crema de mantequilla de dulce de leche. En esta ocasión preferí dar mas diámetro a la tarta que altura, para que el escudo de las bodegas resaltara mas. El segundo detalle, pero no menos importante son las hojas de parra en el borde, ya que se trataba del logro de una bodega y la celebración sería allí. Sencilla pero deslumbrante, dos detalles pero fundamentales.


Solo espero que hayan pasado un día inolvidable en el paso por la mitad de siglo en sus vidas rodeados de todos sus seres queridos.


No hay comentarios: