Tarta Oreo


Muchos son los días que nos hemos llevado en el curso de diseño de páginas web viendo recetas de tarta oreo, no por que fuese de repostería el curso, sino que para hacer la práctica de la página el profe eligió un recetario, así que tartas de oreo por aquí, tarta de queso pro allá,... Y recetas y recetas de la web.

Después, un día con los niños en el súper, vemos las galletas oreo y.... No pudimos resistirnos, compramos oreos para hacer una tarta para "papi" que era su cumple. Y claro, con tantas recetas que había visto, ¿Cuál elegía? Ninguna! Un mix entre todas y un poco a ojo los ingredientes, pero ha encantado, así que voy a intentar recordarlos todos y hacer la receta para próximas tartas y para que podáis hacerlas también.

Las fotos brillan por su ausencia, las prisas, organizar pizzas caseras para 40 personas y hacer una tarta de fondant de tres pisos, son los culpables, esperemos que alguien se las haya hecho y me las pase . La foto del principio, no es la original, sino otra que hice para comprobar que las cantidades son correctas, y sí! la podeis hacer, aunque esta vez las galletas no eran con doble relleno, y también están muy buena.

Ingredientes:

2 paquetes de galletas oreo con extra de relleno. (creo que eran de 185gr)
1 bote de nata para montar de 200ml bien frío.
200 gr de queso de untar (yo usé la marca de lild)
Mantequilla (la suficiente para mezclar con las galletas y hacer una base de la tarta)
Leche condensada
1 cucharadita de extracto de vainilla

Preparación:

Dejamos unas 7-8 galletas enteras para el relleno, que es mas o menos medio paquete y el resto las abrimos y quitamos el relleno que lo vamos poniendo en un bol. Con las galletas que tenemos sin relleno reservamos algunas para decorar, enteras (yo dejé 12 mitades) y el resto que tenemos sin relleno las picamos en la picadura o metiéndolas en una bolsa y pulverizarlas a base de golpes.

Ahora tenemos que separar un poco de las galletas picadas para después cubrir la tarta y el resto mezclamos con mantequilla para hacer la base de la tarta (aquí no tengo cantidad de mantequilla, lo hice a ojo, mas o menos dos cucharillas para forrar un molde de 18 cm. Lo metemos en la nevera  y hacemos el relleno.

Por un lado montamos la nata y le añadimos un poco de leche condensada cuando esté ya montada (aquí también a ojo, como dos cucharadas, pero podemos ir probando dependiendo de lo dulce que nos guste). Y mezclamos suavemente con la espátula. Lo dejamos en la nevera y nos vamos con el resto de ingredientes del relleno.

Cogemos el bol donde teníamos el relleno de las galletas y mezclamos con la crema de queso y un poco de vainilla, una cucharita. Cuando esté ligado, le añadimos la nata montada y las galletas enteras que habíamos reservado cortadas en cuartos y mezclamos con movimientos envolventes y lo echamos en el molde. Alisamos la superficie para que quede planita y le ponemos el resto de galletas pulverizadas que teníamos y la decoramos con las galletas enteras. Yo me reservé 4 para ponerlas por los laterales. esto es un poco a gusto del consumidor. 

La ponemos en la nevera de un día para otro, y A DISFRUTAAAAAR!

Con estas cantidades nos sale una tartita de unos 2,5cm de alto y 18cm de diámetro. Si necesitáis mas podéis doblar las cantidades.


No hay comentarios: