Bautizo de Jairo


Es increíble como todo llega, y llegó el día de hacer una tarta para un bautizo. Un familiar, como no podía ser de otra manera, así que con mucha ilusión, y tambien deseando que sea ya el bautizo de mi sobrino para prepararle algo especial.


De momento una tarta pequeñita pero muy bonita. Elegante, como son las que mas me gustan a mi.  Y con detalles de bebé, su osito, el pipo, el bibi, el sonajero,...


En principio no pensaba hacerla de dos pisos, ya que solo eran 15 raciones, pero es verdad que son mucho más vistosas las tartas de pisos. Como grande no la podíamos hacer, decidí hacer dos pisos pequeñitos y si luego no le podíamos poner más adornos por falta de espacio pues le pondría solo el osito.

No hizo falta dejarse nada en el tintero, entraron todos los adornos y la decoración de la tarta con unos puntitos pequeños en glasa imitando la tela de topitos tan típica en los bebés.


Por dentro, bizcocho de chocolate suave con relleno de crema suiza de dulce de leche. Creo que voy a tener que investigar otra combinación y darla a probar porque no salimos de este típico de mi cocina. Pronto investigaré con un nuevo bizcocho, y tengo montones de fruta de la pasión esperando que haga algo con ella, así que ya tenéis una pista de lo que quiero hacer.

No hay comentarios: