Tarta exprés



Una vez más una tarta exprés, no quieres decir que no, pero te agobia no poder hacer algo bien por culpa de las prisas, así que nada de exigencias.

Y tanto, que por no decir no me dijo ni de qué la quería. Sólo dos datos, la niña se llama Martina y va a cumplir 2 años: "haz lo que puedas, seguro que me gustará", eso es lo que me dijo y que fuera de chocolate. Algo es algo.

Así que empezamos por hornear el bizcocho en cuanto colgué el teléfono, para que le diera tiempo a enfriar, llevar al frigorífico, rellenar, vuelta al frigorífico, ... y poder decorar al día siguiente que es cuando necesitaba la tarta. Pues bien, el bizcocho de chocolate suave relleno de SMB de chocolate negro. 

Y la decoración, no tenía ni idea de qué hacer, no conozco a la niña, ni si le gustan unos dibujos u otros, ni cual es su color preferido, ni nada de nada, así que a lo fácil, a mi me gusta el rosa, y lo típico es que a las niñas les guste el rosa (aunque precisamente a la mía no le gusta), y algo sin modelado porque no tenemos tiempo de secado, así que algunas florecillas, con una carita de Hello Kity que le gusta también a todas las niñas.... o no. 


Un jaleo porque había que organizar también el fin de semana con los niños, pero ha salido todo a pedir de boca, no hay nada como la organización para aprovechar el tiempo al máximo, y eso hemos hecho: invitados en casa, hacer la comida para más personas, piscina, ir a pescar,... y una tarta de por medio. Se puede decir que hemos gestionado el tiempo al máximo y hemos tenido un fin de semana completo.


Y lo mejor, es que me siento genial, porque Davinia, la culpable de que me haya tenido que organizar súper bien, también es la culpable de que me sienta tan bien, y es que no hay nada como que te reconozcan que lo que haces lo haces bien, y que te lo digan por activa y por pasiva. Ultimamente solo sabemos quejarnos por todo y no decimos cuando algo esta bien hecho, pero esto no ha ocurrido hoy, han quedado encantados, me han alabado, me han agradecido mi esfuerzo, y eso hace que yo me sienta bien y no me haya pesado hacer la tarta con tan poco tiempo.

GRACIAS DAVINIA, por confiar en mi y por tus palabras de agradecimiento, si todos fuésemos así todos trabajaríamos mucho mejor y mas a gusto.

Soy súper feliz porque hoy han disfrutado con mi trabajo con la vista, el gusto y el olfato, y quien sabe si también con el tacto.


No hay comentarios: