Dos en uno





Dos tartas en una porque de una me ha salido otra, para la hermana y para la novia. Me encanta cuando me llaman diciendo que ha estado viendo mi blog y le gustan todas mis tartas, y que como funciona esto,... y yo me pongo gorda perdida con tanto halago, así que empezamos con los detalles, y terminamos con la tarta para 10 raciones como la de la mesa dulce que monté en la boda de Mabel y Javi, una preciosidad de mariposas de gelatina colmada con una rosa.


Pero claro, todos esto lo hablo con la madre, porque era para la hija, aunque me pasa con el hijo para el tema de email y esas cosas y se le antoja para la novia que es su santo, pero esta otra tarta, nada que ver con la de su hermana, mucho más colorida, divertida, me encanta también porque los colores fuertes y alegres dan vida y lucen mucho también.

Así que dos tartas distintas por fuera y por dentro, que espero que hayan gustado mucho cuando las han visto en vivo y no solo en el blog.

Y como regalo de hoy por lo feliz que me hacéis, la explicación para hacer las mariposas de gelatina, que no tengo fotos, porque resulta un poco incómodo, por no decir imposible,  estar haciendo las mariposas y hacerte una foto. Todo llegará, cuando a alguien no le importe estar con la cámara mientras yo hago recetas e innovaciones. Mientras tanto, lo intento explicar lo mejor que pueda.

Mariposas de gelatina

Ingredientes:

Gelatina neutra en polvo (1 medida)
Agua (2 medidas)
Colorante en gel
Polvos perlados
Cortador de mariposa
Papel vegetal
Pincel
Tijeras

Preparación:

Ponemos en un cuenco el agua, nos valdría 50ml y en forma de lluvia echamos la gelatina en polvo (unos 25gr), dejamos reposar unos 5 minutos hasta que se haya hidratado la gelatina, nos queda una masa compacta. Ahora la ponemos en el microondas unos segundos, como el chocolate, la calentamos con pequeños golpes de microondas, mas cortos que para el chocolate, de 10 en 10 segundos. Tiene que ponerse líquida pero no hervir. 

Es el momento de poner el colorante del color que queramos nuestras mariposas. El polvo perlado nos da más brillo, pero si no tenemos podemos hacerlas también. Mezclamos y colamos la mezcla porque suelen quedar grumos.

Ahora con el pincel vamos poniendo en el papel vegetal para horno capas de gelatina, un par de pasadas es suficiente, aunque depende del grosor que queramos, cuantas más capas mas intenso quedará el color y menos translucidas las mariposas.

La gelatina seca muy pronto, así que en cuanto tenga textura de la gelatina de postre, vamos a señalar con el cortador de mariposa las láminas que tenemos de gelatina, hacemos presión y un poco de giro, pero no mucho porque deformamos la gelatina, lo justo para que cuando seque podamos sacar las mariposas, pero no pasa nada si no está del todo cortada porque una vez secas las podemos cortar con las tijeras.

Dejamos secando toda la noche, yo las tiendo en el tendedero y al día siguiente está dura la gelatina y podemos sacar o cortar las mariposas, las doblaremos con cuidado por la mitad y con un rotulador de tinta comestible podemos intensificar los bordes de la mariposa o poner un poco de mantequilla y purpurina de uso alimenticio.

Para pegarlas a nuestra tarta, NO USAMOS AGUA, las pegamos con glasa, si usamos agua se nos derrite la gelatina.



Espero que no tengáis problemas con la receta y si os animais me mandeis fotitos al email: tartasnoelia@gmail.com o al facebook.

No hay comentarios: