Mickey Mouse, todo un clásico


No es precisamente la tarta que yo hubiera hecho, pero es lo que querían. Yo no quise insistir, porque no podemos cambiar los gustos de las personas, y sobre todo cuando haces tartas personalizadas, (las haces al gusto del cliente y con lo que el quiera, no como te gustan a tí).


Aunque creo que si hubiese hecho otra llamadita habríamos cambiado de diseño de tarta, pero no pasa nada, con esta han quedado súper contentos y para la próxima ya veremos....


Al final me ha gustado, no la hubiese hecho si no me lo dicen, pero he intentado darle mi estilo al Mickey, que ya lo tiene, jejeje. 


Como siempre, he querido dar un aire limpio, con acabados muy limpios y un toque de color a una tarta infantil, porque el pobre Mickey es muy negro, y eso era lo que no me gustaba, así que hemos tenido que poner color en la base para que alegrara un poco el pastel. 

Por dentro, bizcocho de vainilla con crema de Nutella, una perdición, esa cremita que te la comes a cucharadas!!!



Así que al final muy contenta con el resultado, y el pequeño Sebastián y su madre más aun, así que yo súper contenta, incluso la lluvia ha parado para la entrega de la tarta, porque está cayendo una que no hubiese salvado ni la base de la tarta, jejeje.

No hay comentarios: