San Valentín



Llegó el día de San Valentín, y un detalle muy dulce es regalar una tarta, así que tenía dos tartitas para el día de los enamorados. 


Una era ya un cliente consagrado, que repetía, y además sin dar ideas ni pedir nada, todo lo dejaba en mis manos, que es a veces lo que más me gusta.   Y otro nuevo cliente, con las ideas muy claras, nada de lo típico, así que me encanta también que la gente tenga las ideas tan claras, me facilita el trabajo, o no. 






Pues bien, la tartita que se quedaba en mis manos, estaba claro que quería hacer lo que ya había hecho para el escaparate de la floristería, me encantó y era una pena que se quedara solo en un escaparate, pero claro, tampoco podía se exactamente igual, así que cambié el lazo que no es comestible y no me gusta cuando las tartas se van a comer, por unas bolas texturizadas con corazones (muy típico en San Valentín) y unos corazoncitos por todo el filo de la tarta. 


También cambié los corazones en altura por poner un ramo de rosas rojas en la osa. Pequeños detalles, pero marcando diferencia.


Y la otra tarta, lo tenía claro, quería a Hello Kity, y rosa, nada de rojo, así que basándome en  la tarta que ya había hecho de Hello Kity, cambiamos el tamaño de Kity por uno más grande, y las flores por corazones, y lo más importante, el "Te Quiero", una frase que no podía faltar.


Espero que todos hayáis pasado un feliz día de San Valentín, y a quererse mucho! 

No hay comentarios: