65 cumpleaños


Un cumpleaños especial, cumplir 65 no es cualquier cosa, y mucho menos si es tu padre el que los cumple, así que había que hacer algo especial. 


La cuestión era el qué hacer, porque tenía más cosas que hacer, un fin de semana un poco complicado. En un principio pensé en el Apple Pie, porque le encanta la manzana, y esa tarta está buenísima. Pero después de hacer tantas  con fondant con algún motivo y no hacer una para mi padre, me daba remordimientos de conciencia, y además no tenía regalo, así que había que hacer algo especial.

Al final me lié la manta a la cabeza y además de hacer un Apple Pie, (siguiendo la receta de Bea Roque, que es  buenísima explicando las recetas), con un aroma por toda la casa a manzana y canela, me decidí a hacer una pequeña tarta con fondant con la playa y un modelado a groso modo de él tomando el sol. Todo en plan gracioso, porque nunca lleva toalla a la playa, ni usa esos bañadores, ni toma el sol,... jejeje. Vamos que era una parodia de lo que significa jubilarse, relajarse y disfrutar de la playa que tenemos.

Por dentro bizcocho de vainilla relleno de ganache de chocolate.




Y bueno, después de tantas cosas que hacer, tuvimos tres tartas para una merienda en familia, porque también tuvimos un tiramisú buenísimo.

No hay comentarios: