Pocoyó, Maya y gallinas


Hoy, como llevo mucho retraso, en esta entrada voy a poner las tres últimas tartas, que ya tienen su tiempo, pero no he podido ponerlas antes. 


Cada vez me exigen más y yo también me exijo más así que las fotos de este post van con nombre, lo que implica más trabajo, y claro, tardo mas en publicar, pero todo sea por mejorar.

No se si lo sabeis, pero estar delante del ordenador y hacer cosas no me gusta nada, o no se me da muy bien, por eso como son mis entradas, pero aun así estoy estudiando para mejorar, y que el resultado sea aun más bonito.


Vamos a dejarnos de charlas y a lo que vamos. La primera es la tarta de Pocoyó, la verdad es que ha sido una tarta con mucho éxito y de la que se enamoran. Una vez que la ven, ya no la quieren con un solo muñeco o más pequeña,... solo cambiamos de color. Esta en celeste, está claro no? un niño. Volvemos con Pocoyó, Pato y Eli con los banderines y la vela de azúcar.


La siguiente, un nuevo reto para recordad mi infancia: la Abeja Maya y Willi. Tenía que tener el lago y por supuesto flores. Tampoco podía faltar la florecilla llena de miel, jejeje. Y para dar también otro toque al nombre, se me ocurrió que fuese a juego con Maya y lo pusimos de rayas.



Por dentro, las dos con el mismo sabor, bizcocho de dulce de leche con relleno de nutella, una delicia para los niños.

Y la última, pero no menos importante, para un padre, sus gallinas y su huerto. Una tarta pequeñita pero con toda la esencia de su afición. Por dentro de bizcocho de vainilla rellena de crema de turrón. Para la arena de las gallinas almendra molida y para el huerto oreos, ummmmm!


1 comentario:

fieltrocris dijo...

Hola paisana! Dan pena hincarle el diente a esas tartas, estan preciosas. Aunque mi blog no es de cocina, es algo que me apasiona. Te he dejado un regalo en mi blog, pasate a por el. Un beso :)