Minions

Bueno, esta tarta, galletas y cupcakes tienen algo especial, y es que están todos hechos sin lactosa. 


Por supuesto, yo antes había experimentado con los bizcochos sin leche para que pudiera tomar mi hija, pero ni se me había pasado por la cabeza en realizar uno para otra persona, porque es complicado ir mirando todas las etiquetas, ya que donde menos te lo espera aparece la leche y es agotador no dejar de pensar en ningún momento en que no lleve ese producto, con lo mecánico que puede ser la elaboración de una tarta después de tantas y tantas.








Pues para empezar, primero tuve que hacer pruebas con los productos sin lactosa, a ver si podía obtener el mismo resultado y así confirmar o no la realización de la tarta. Las galletas estaban buenísimas, prácticamente no había diferencia con las que llevan lactosa.


Me asombré gratamente que la mantequilla que me proporcionaron montase igual que la normal, e incluso en mas blanca, lo cual puede ser ideal para algunas decoraciones.

Las cupcakes no han tenido cambio, ya que eran de plátano con nueces y caramelo, que ya las había probado varias veces y son todo un éxito con la leche de soja y aceite


Pues sin más, os dejo con la tarta que tiene 3 pisos, el de abajo en falso, pero queríamos que fuese una tarta grande y no había tantos comensales. Y el muñeco también decidimos que sería uno de verdad para luego poder ser un juguete. 


El piso intermedio es de chocolate y crema de chocolate y el más pequeño de limón


También se decoraron cupcakes con las caritas de los Minions y galletas.


Esta tarta ha sido todo un éxito en las redes sociales y en el cumpleaños, que les pareció exquisita, con lo cual no es tan complicado hacer una tarta sin lactosa, lo más complicado es encontrar los ingredientes y tener siempre en la cabeza el no usar los productos de siempre.

No hay comentarios: